psicologo online

psicologos en linea

psicologos por internet

consulta psicologia

consulta psicologia online
psicologos
psicologos online
®
Seleccione el psicólogo que necesita
InicioQuienes SomosTemas PsicologiaPreguntas PsicologicasPreguntar Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psicologo online las 24 horas del dia
>

ECG: Fibrilación auricular ECG: fibrilación auricular
ECG: fibrilación auricular
(De D Dubin, Rapid Interpretation of EKGs, 1996, cover Inc., p.95, 160, con permiso).
Aleteo auricular
Durante el aleteo auricular, a diferencia de la fibrilación auricular, la actividad eléctrica de las
aurículas está coordinada. Por lo tanto, las aurículas se contraen, pero a una gran velocidad (de 250
a 350 veces por minuto). Esta velocidad es demasiado rápida para que todos los impulsos lleguen a
los ventrículos a través del nodo auriculoventricular. En la mayoría de los casos no tratados, uno de
cada dos impulsos auriculares llega a los ventrículos, lo que da como resultado una frecuencia
ventricular de aproximadamente 150 latidos por minuto.

ECG: ECG de flúter auricular: aleteo auricular
ECG: aleteo auricular
(De D Dubin, Rapid Interpretation of EKGs, 1996, Cover Inc., p.95, 155, con permiso).
Causas
La fibrilación o el aleteo auricular pueden aparecer incluso cuando no hay otro signo de enfermedad
cardíaca. Sin embargo, estas arritmias a menudo son causadas por condiciones tales como presión
arterial alta, enfermedad coronaria, valvulopatía que afecta las válvulas mitral o tricúspide,
consumo excesivo de alcohol, hiperactividad de la glándula tiroides (hipertiroidismo) o un defecto
cardíaco congénito. Las valvulopatías y la hipertensión arterial provocan un agrandamiento de las
aurículas que puede provocar fibrilación o aleteo auricular.

Complicaciones
Las complicaciones más frecuentes son las siguientes:

Coágulos de sangre en los atrios

Frecuencia cardíaca rápida, que causa una disminución en el gasto cardíaco

En la fibrilación auricular o el aleteo, las aurículas no se vacían completamente en los ventrículos en
cada latido. Con el paso del tiempo, la sangre que permanece dentro de las aurículas puede
estancarse y formar coágulos. Con frecuencia, los fragmentos del coágulo se liberan poco después
de que la fibrilación auricular revierte al ritmo normal, ya sea espontáneamente o después de la
aplicación de un tratamiento. Estos fragmentos pueden pasar al ventrículo izquierdo, moverse a
través del torrente sanguíneo (convirtiéndose así en émbolos) y obstruir una arteria más pequeña.
Si los fragmentos de un coágulo obstruyen una arteria en el cerebro, se produce un accidente
cerebrovascular. En casos raros, este ataque es la primera manifestación de fibrilación auricular o
aleteo.