psicologo online

psicologos en linea

psicologos por internet

consulta psicologia

consulta psicologia online
psicologos
psicologos online
Ask to psychologist online
®
Seleccione el psicólogo que necesita
InicioQuienes SomosTemas PsicologiaPreguntas PsicologicasPreguntar Online
Realice cualquier pregunta y obtenga una respuesta, psicologo online las 24 horas del dia
psicologo online
logo facebook
logo twitter
logo linkedin
logo blogspot
>
 
Sindrome de boca ardiente
(BMS), el síndrome de boca ardiente un síndrome del dolor orofacial crónico e intratable se caracteriza por la presencia de ardor de la mucosa oral en la ausencia de lesión oral específica. Esta condición afecta principalmente de media mujer de edad y mayor con cambios hormonales o trastornos psicológicos. Además de sensación de ardor, paciente con BMS también se queja de dolor de la mucosa oral, alteración de la sensibilidad del gusto y sequedad de boca. Esta condición es probablemente de origen multifactorial, a menudo idiopática y su etiopatogenia exacta sigue siendo confuso. Hasta el momento, no hay ninguna cura definitiva para esta enfermedad y la mayoría de los enfoques de tratamiento, medicamentos sigue siendo insatisfactorio. Un enfoque interdisciplinario y sistemático es necesario para el mejor tratamiento de los pacientes. El propósito de este artículo es presentar una revisión de la epidemiología, la presentación clínica, clasificación, etiopatogenia, diagnóstico y tratamiento de BMS.Palabras clave:Síndrome de boca ardiente, clasificación, disgeusia, epidemiología, etiología y tratamiento, estomatodinia"Un médico que no puede tomar buena historia y un paciente que no puede dar uno están en peligro de dar y recibir mal trato".
-Paul Dudley White
Paciente quejándose de ardor de la cavidad oral presentan una de las tareas difíciles a los profesionales de salud orales. Esta condición obtiene incluso empeorada si va acompañada de dolor. El
dolor es la causa frecuente del sufrimiento y la discapacidad que afecta seriamente la calidad de la vida humana. Quema de síndrome de la boca (BMS), un síndrome de dolor crónico e
intratable que afecta principalmente las mujeres media o avanzada edad se caracteriza por picazón o ardor de la mucosa oral en la ausencia de un signo aparente de una causa orgánica en la
examinación física. Todavía carece de una definición universalmente aceptada de este síndrome debido a sus variaciones en sus manifestaciones clínicas. Sin embargo, la Asociación Internacional
para el estudio del dolor [1] define esta condición como "dolor en la lengua o en otras mucosas oral asociada a signos normales y los resultados del laboratorio por lo menos 4-6 meses de
duración ardiente".[2]
En el pasado, esta condición ha sido mencionada por la variedad de nombres que incluye el síndrome de boca escaldada, estomatodinia, lengua adolorida, síndrome de boca ardiente, glosodinia,
Glosalgia, estomatopirosis, disestesia oral, condición de boca ardiente, glosopirosis, úlceras en la boca y BMS (la más aceptada).[3,4] El uso de varios términos en el pasado conduce a la
confusión e incertidumbre en la práctica clínica y la literatura científica. Los individuos afectados a menudo se queja de dolor de la mucosa oral ardiente preferentemente en la lengua acompañada
por otros trastornos sensoriales como boca seca, sensación de sabor alterado. Esta condición es a menudo idiopática en la naturaleza y su etiopatogenia hasta ahora sigue siendo confuso.
Vete a:
Epidemiología
Es extremadamente difícil establecer la verdadera prevalencia de BMS debido a la falta de sistema de clasificación adecuada y coherente, los criterios de diagnóstico definitivos y su conciencia
entre los profesionales de salud orales. Muchos autores no distinguen entre el síndrome y el síntoma como tal. La prevalencia de BMS informó de varias gamas de estudios internacionales de
0,6% a 15%, respectivamente.[5] BMS es básicamente un desorden de las personas de mediana edad y mayores con un rango de 38-78 años de edad.[4] parece que su prevalencia aumenta
con la edad en los machos y hembras. BMS exhibe significativo predilección femenina y la proporción entre machos y hembras varía de 3:1 a 16:1 en varios estudios de literatura.[6] incluso
aunque no es aún definida, estas diferencias de género fueron explicadas en el contexto de factores biológicos, psicológicos y socioculturales. Estudios epidemiológicos revelan que esta
condición es particularmente común entre las mujeres peri - y post - menopausal donde su prevalencia aumenta hasta 12-18%.[7] esta condición es extremadamente rara en pacientes menores
de 30 años y nunca se ha divulgado en niños y la adolescencia.[8]
Vete a:
Clasificación y subtipos
Tipos de clasificación diferentes se han propuesto para ilustrar el curso clínico de la condición. Lamey y Lewis han propuesto clasificar BMS en tres subtipos según las variaciones en la
intensidad del dolor en 24 h [Tabla 1].[3,9]

Tabla 1
Clasificación Lamey y Lewis de BMS
Scala et al. clasificados BMS en dos categorías: BMS 'Primario o idiopático esencial', en cuyas causas locales o sistémicos no pueden ser identificados y que implican las vías neuropathological
periféricas o centrales. BMS "Secundario", resultantes de factores locales, sistémicos o psicológicos.[4]
Basado en el nivel de la patología involucrada, Jääskeläinen clasificados BMS primaria en tres subgrupos con algunos superpuestas en pacientes individuales. El primer subgrupo se caracteriza
por neuropatía periférica de pequeño diámetro fibra mucosa oral, el segundo subgrupo constan de patología que involucran el sistema lingual, mandibular o del trigémino y el tercer subgrupo,
etiquetada como teniendo dolor central, que puede implicar la hipofunción de las neuronas dopaminérgicas en los ganglios basales.[10]
Vete a:
Características clínicas
Las manifestaciones clínicas de BMS no son constantes y siempre diverso y variable. La mayoría de las veces, paciente encontró dificultades para describir las sensaciones que perciben. El
término BMS implica a una persona que se queja de la variedad de síntomas orales crónicos (que incluye dolor de la mucosa oral, sensación de sabor alterado, xerostomía y otros) que a
menudo aumenta en intensidad al final de cada día que rara vez interfieren con el sueño.[11]
Dolor ardiente oral sigue siendo el principal síntoma de BMS. Individuo la mayoría describe este síntoma como ardor, hormigueo, quemaduras, molesto, licitación o adormecer el sentimiento de
la mucosa oral, comúnmente que implicaba el anterior 2/3Rd de la lengua, seguida dorso, lateral las fronteras de la lengua, la porción anterior del paladar duro y de la mucosa labial. La aparición
del dolor es espontáneo, bilateral sin factores desencadenantes identificables. Puede sentir dolor profundo dentro de la mucosa, continua durante al menos 4 a 6 meses, con moderada a severa
intensidad que puede variar durante el día. La ubicación del dolor no es patognomónica, que a menudo implica más de un sitio. Algunos pueden incluso experiencia sensación de ardor que
involucra la mucosa oral adicionales incluyendo la región anogenital. En algunos, el dolor altera el patrón de sueño que conduce a la pobre calidad de vida, ansiedad, depresión, disminución de
deseo de socializar o somatización.[4]
Más del 70% de los individuos también experimentan disturbios del gusto que se manifiestan como alteración persistente en el sabor, comúnmente amargo, metálico o ambos.[12] y esto puede
ser debido al disturbio de modalidades sensoriales de fibras aferentes de pequeño diámetro. Aproximadamente, 2/3Rd el paciente se queja de sequedad en la boca. La sensación o evidencia de
sequedad en la boca en estos individuos es más probable debido a los efectos secundarios de los anticolinérgicos, drogas psicotrópicas, antihistamínicos y diuréticos.[13] ha habido varios
estudios que han demostrado claras alteraciones en la calidad y cantidad de saliva en BMS afectados individuales.
Varios estudios de la literatura demuestra que el paciente con BMS tiene quejas de salud inespecífico que incluye dolores de cabeza, dolor de TMJ, mareos, trastornos musculoesqueléticos,
síndrome de intestino irritable, trastornos dermatológicos y psiquiátricos.[14]
Vete a:
Etiopatogenia
Debido al comportamiento clínico complejo, se desconoce la causa exacta del BMS. Se supone que la etiología es multifactorial que involucra la interacción entre factores psicológicos y
mecanismos neurofisiológicos.[15]
Se han encontrado un número considerable de factores locales, sistémicos y psicológicos relacionados con BMS; Sin embargo, varios de estos factores deben considerarse como condiciones
importantes para el diagnóstico diferencial de ardor bucal y no como un factor etiológico para BMS [Tabla 2].

Tabla 2
Factores etiológicos divulgados para BMS [14]
Las posibles teorías detrás de la causa del SBA son alistadas aquí:
1. Interacción anormal entre las funciones sensoriales del facial y los nervios trigémino.[16] según esta teoría, ciertos individuos etiquetados como supertasters (principalmente mujeres)
debido a la alta densidad de papilas fungiformes presentes en el aspecto anterior de la lengua, corren el riesgo de padecer dolor ardiente.[17]
2. Disfunción sensorial asociada con la neuropatía fibra pequeña o grande.[18] Forssell et al. halló que casi el 90% de las personas con BMS tenían algún tipo de alteración sensorial
umbral o parpadeo reflejo. Immunohistochemical y observaciones microscópicas revelaron la degeneración axonal de epitelial y las fibras del nervio subpapillary en el epitelio de la
mucosa oral afectado.[19]
3. Centralmente mediada por alteración en la modulación de procesamiento nociceptivo. Esta teoría explica el hecho de que hay una reducción en el sistema de dopaminérgica nigroestriatal
dando lugar a la supresión del dolor central reducido en individuos BMS.[20]
4. Trastornos en la inervación autonómica y flujo sanguíneo oral.[21]
5. Ansiedad crónica o estrés resulta en la alteración de los niveles de esteroides gonadales, suprarrenales y neuroactivos en piel y mucosa oral.[22]
Vete a:
Diagnóstico
Deben realizar los siguientes pasos antes de llegar al diagnóstico de BMS
· Tomando una historia cuidadosa y completa para quntify la sensación de dolor
· La examinación clínica cuidadosa de la mucosa oral para descartar local y sistémica provoca
· Información sobre anteriores o actuales estresores psicosociales y bienestar psicológico
· Medidas objetivas de las tasas de flujo salival y la función de sabor
· Imágenes neurológicas y examen para descartar cualquier patología y trastornos degenerativos
· Culturas orales para confirmar presuntas infecciones bacterianas, virales y fúngicas
· Prueba de remiendo para personas alérgicas
· Estudios de reflujo gástrico
· Pruebas hematológicas para descartar afecciones autoinmunes, hormonales y nutricionales.
Vete a:
Tratamiento
La etiología compleja y multifactorial de BMS requiere un enfoque sistemático e interdisciplinario para el adecuado manejo de estos pacientes. Aunque muchos medicamentos, métodos de
tratamiento han sido propuestos para la gestión de BMS, ninguno de ellos resulta para ser un estándar de oro uno y no son satisfactoria. Planificación del tratamiento debe ser personalizada para
cada paciente. Obtener el correcto diagnóstico clínico de BMS es de suma importancia para la gestión.
Adquirir tranquilidad y confianza paciente es de paramount en el manejo de BMS, y es fundamental que el paciente entiende y acepta el diagnóstico y tiene una comprensión realista de la
probabilidad de curación.Estos tienen un gran impacto en la actitud del paciente y pueden a menudo resulta en efectos beneficiosos a largo plazo.[23] el investigador debe tener una revisión
detallada de las historias personales/familiares/médico/dental/personal del paciente y una interpretación muy cuidadosa de los datos obtenidos de diversas investigaciones físicas y laboratorio. Si
los factores locales, sistémicos o psicológicos son evidentes, tentativa se debe hacer para tratar o eliminar estos factores.
Un minucioso examen clínico de la mucosa oral es fundamental en estos pacientes. La ausencia de patología de la mucosa oral es obligatoria para el diagnóstico de BMS. Más detalles sobre la
calidad, aparición, persistencia, intensidad, ocurrencia, duración, factores de alivio, evolución, sitio involucrado en los síntomas de dolor es esencial. Esta información le dará una pista vital en
diferenciar el BMS de otros trastornos de dolor orofacial crónico. BMS es una enfermedad multifactorial, nada de un procedimiento único medicamento o tratamiento puede resultar en la
remisión completa de todos los síntomas.
Gestión de BMS puede ser ampliamente discutida bajo tres temas a saber medicamentos tópicos, sistémicos y las interacciones conductuales. Medicamentos usados para BMS incluyen los
antidepresivos, analgésicos, antiepilépticos, antimicóticos, antibacterianos, sialagogues, antihistamínicos, ansiolíticos, antipsicóticos y vitaminas, minerales y reemplazo hormonal.
Medicamentos tópicos
Aplicación tópica de capsaicina (0,025% crema) se ha utilizado en BMS como un agente desensibilizante y está pensado para inhibir la sustancia P. reducida tolerancia del paciente y aumento
de la toxicidad limita su uso en algunos pacientes.También se han realizado ensayos [24] en enjuague con 0.15% Bencidamina clorhidrato, 3 veces al día, tener un analgésico, anestésico y efecto
antiinflamatorio, pero con resultados inconsistentes.[25] algunos otros obtiene alivio del dolor mediante el uso de enjuague bucal de salsa Tabasco con agua [26] o alternativamente una de
pimienta caliente y el agua en una dilución entre 1:2 y 1:1.[27] el tópico uso de clonazepam (aspirando una tableta de 1 mg), un agonista de los receptores gamma amino butírico, 3 veces al día
durante 14 días encontró cierto éxito en algunos.[28]
El más comúnmente utilizado a agente anestésico local, lidocaína fue juzgada por unos pocos y no se ha demostrado como un tratamiento eficaz debido a su corta duración de acción analgésica.
Aplicación tópica de 0,5 ml de gel de Aloe vera al 70%, 3 veces al día junto con protector de lengua es encontrado para ser eficaz para reducir la sensación de ardor y dolor de lengua.[29]
tópico lactoperoxidasa (biotene colutorio) 5% doxepina intentaron y fueron encontrados para ser ineficaz.[30]
Medicamentos sistémicos
Numerosos estudios han evaluado terapias sistémicas para el tratamiento de BMS con resultados variados. El uso de los antidepresivos tricíclicos como amitriptilina, desipramina, imipramina,
clomipramina y nortriptilina (dosis inicial de 5-10 mg/día y gradualmente aumenta a 50 mg/día) son útiles en el tratamiento de BMS.Algunos autores contraindican estas drogas en paciente con
sequedad en la boca como ellos pueden empeorar la condición.
Antidepresivos de inhibidores de la recaptación de la serotonina como sertralina (50 mg/día), paroxetina (20 mg/día) durante 8 semanas, duloxetina en dosis de 30-60 mg/día, un antidepresivos
de acción dual que inhiben la serotonina y la noradrenalina produjo una mejoría significativa de la sensación de ardor bucal.[31] los antipsicóticos como la amisulprida, levosulpiride en una dosis
de 50 mg/día durante 24 semanas demostró para ser eficaz y muestra un mejor cumplimiento del paciente cuando se usa de corta duración.
Ácido alfa-lipoico (ALA) en una dosis de 600 mg/día, ya sea solos o en combinación para 2 meses, actúa como un antioxidante y poderoso agente neuroprotector que previene el daño del
nervio por los radicales libres, regeneración de otros antioxidantes como la vitamina C y E, capaz de aumentar los niveles intracelulares de glutatión, así significativamente reduce los síntomas en
pacientes con disgeusia idiopática.[32] los pacientes sometidos a terapia ALA debe ser aconsejaron medicación concomitante protección gástrica.[33]
Capsaicina sistémica (0.25% cápsulas, 3 veces al día, durante 1 mes) resulta para ser eficaz en la reducción de la intensidad del dolor. Sin embargo, debe utilizarse con precaución ya que resulta
en dolor gástrico en algunos individuos. Las benzodiazepinas a dosis bajas son útiles en pacientes con trastornos de ansiedad.Clonazepam (0,5 mg/día) y alprazolam (0,25 mg a 2 mg/día) son
comúnmente utilizados en el tratamiento del dolor BMS y actúa interrumpiendo probablemente el mecanismo subyacente neuropatológico.[34]
La suplementación con vitamina c. cápsulas, B12, ácido fólico y minerales como hierro, cinc significativamente puede bajar el nivel de Homocisteína sérica media y aumentar el nivel de
hemoglobina de sangre con reportado remisión completa de los síntomas orales.[35]
Terapia de reemplazo hormonal (estrógenos conjugados premarin 0,625 mg/día durante 21 días y el acetato de medroxiprogesterona como farlutal, 10 mg/día desde el día 12 por día 21,
durante tres ciclos consecutivos) puede aliviar los síntomas de ardor bucal y mejora las características citológicas, especialmente en mujeres peri - y post - menopausal.[36]
Terapia de comportamiento cognoscitiva ha sido beneficiario en algunos individuos.[37] exitoso tratamiento de BMS pacientes con psicoterapia combinada y psicofarmacoterapia también se ha
divulgado.[31]
Vete a:
Conclusión
Síndrome de boca ardiente es una dolorosa y a menudo frustrante condición a los pacientes. La causa exacta de la SBA a menudo es difícil de identificar y probablemente es de origen
multifactorial y puede ser idiopática. La etiopatogénesis de BMS parece ser compleja. Diagnóstico y manejo de BMS no es tarea fácil para los profesionales de salud orales. Una profunda
comprensión de la etiología y el impacto psicológico de este trastorno, combinado con intervenciones farmacológicas novela es necesarias para una mejor gestión.